Joana, usuaria de MOWOOT, el cinturón de masaje abdominal para el estreñimiento crónico

Cómo mejoró MOWOOT la calidad de vida de Joana

Joana Ruiz ha sufrido estreñimiento crónico toda su vida y ha tenido que enfrentarse a las complicaciones que ello comporta. Desde que probó MOWOOT, su vida ha mejorado. Después de comprarlo, decidió contarnos, por iniciativa propia, su emotiva historia y su experiencia con MOWOOT.

“Buenos días,

Me gustaría explicaros mi situación personal. Disculpad si uso expresiones groseras, con este tema pronto se acaban los eufemismos. He tenido estreñimiento desde el día que nací. Mi madre no me podía dar papillas de arroz porque si no no había nada que hacer, me las tenía que dar de avena. Fui creciendo y no recuerdo la frecuencia con que iba al baño, sólo recuerdo que cuando iba, se embozaba el váter…

Yo era una niña gordita, a los 24 años hice un régimen salvaje y adelgacé 23 kilos en 4 meses. Iba al baño cada 15 días pero como iba adelgazando me daba igual. A los 30 años tomé la mejor decisión de mi vida: me apunté al gimnasio. Allí, hacía aeróbic y ¡conseguía ir al váter cada día! Pero en febrero del 2007, todo se fue al garete… Caí enferma con meningitis -soy sorda por culpa de esto-. En el hospital me daban unos sobres con sabor a yeso para ayudarme a hacer de vientre. Estuve 6 meses ingresada y cuando salí continué con los laxantes. Después de episodios catastróficos -me lo hice encima unas cuantas veces- y la Seguridad Social ya no financia los productos para el estreñimiento, hace tiempo que no tomo nada.

Ahora con 49 años estoy pre-menopaúsica y el problema se me ha agravado. He estado 12 días seguidos sin ir al lavabo con las molestias que comporta. Cuando leí el artículo sobre vuestro producto ¡vi un rayo de esperanza! ¡Lo tenía que probar! Se habría acabado salir de casa con miedo por si me entraban ganas de ir al lavabo y tener que parar en cualquier bar a dejar el “regalito”. Lo estuve pensando porque soy pensionista y un gasto así me lo tenía que pensar bien pero no me arrepiento en absoluto, os he de decir que me va bastante bien. Si lo uso cada día, cada día voy al váter como una reina.

Bien, perdonad el rollo que os he dado pero tenía ganas de explicarlo. Muchas gracias.

Saludos cordiales,

Joana Ruiz”

Este testimonio es un ejemplo de cómo MOWOOT puede ayudar a personas como Joana, que diariamente ven afectada su calidad de vida por el estreñimiento.

Más información sobre MOWOOT