Testimonio de hijo cuidador de su padre enfermo de Parkinson

Cómo ha ayudado MOWOOT a un paciente de Parkinson y su cuidador

Cuidadores activos, que no se resignan a que no haya remedio para las dolencias de aquellos por quienes se preocupan. Como un hijo que busca hasta encontrar soluciones que mejoran de la calidad de vida de su padre, enfermo de Parkinson:

Conocimos MOWOOT a través de Internet, por la enfermedad de mi padre. Entro en muchos foros para encontrar soluciones a sus necesidades y la mayoría de ellas son difíciles de encontrar. A veces hay que acudir a otros países.

Mi padre tenía estreñimiento y parecía que no había solución. A veces los médicos actúan de forma mecánica y recomiendan lo mismo. Al ver que no me ofrecían soluciones prácticas opté por buscarla. Y la encontré.

Mi padre tiene 92 años, hace año y medio le empezaron los problemas de que no podía evacuar y teníamos que forzarle la evacuación. Ahí ves que eso es el comienzo de una enfermedad y por eso empecé a buscar soluciones de todo tipo. Cuando estás en esta situación, encuentras gente que ha pasado por lo mismo y te ayudan. Y tú piensas: ‘Esto, daño, no le va a hacer’, y te decides a probarlo.

Con MOWOOT estamos muy contentos. Mi padre ha conseguido regularidad y antes esto era muy difícil. Consideramos que vale la pena ponérselo cada día a cambio de esta mejora en su calidad de vida. La verdad es que es una solución práctica y que además la tenemos en casa, no tienes que ir a California. Lo recomendaríamos a todo el mundo.

El testimonio de este cuidador muestra cómo MOWOOT puede mejorar la calidad de vida de los pacientes de Parkinson y de quienes luchan por su bienestar.

Más información sobre MOWOOT.