Setas para favorecer el tránsito intestinal y combatir el estreñimiento

Con la llegada de las lluvias otoñales, las bajas temperaturas nocturnas y el sol que todavía calienta al mediodía, aparecen las setas en el bosque.

Ir a buscar setas se convierte en una actividad agradable y muy recomendable. Sobre todo para personas con estreñimiento. Los largos paseos por el bosque o por los prados, por la actividad física moderada que representan y por la sensación de bienestar que aportan, combaten el estrés y favorecen la circulación. Todo ello muy aconsejable para combatir el estreñimiento.

Además, si se conocen las setas y se tiene la suerte de encontrarlas, el paseo matinal se puede completar con un guiso de setas que va a favorecer el tránsito intestinal.

Nutricionalmente, las setas se agrupan, con las algas, dentro de las verduras. Con ellas comparten su alto contenido en agua, en fibra y en vitaminas y minerales. Por el contrario, tienen un bajo contenido de hidratos de carbono, grasas y proteínas.

Debido a su alto porcentaje de agua (80-90%) y de fibra, es altamente recomendable incluirlas en la dieta de aquellas personas que sufren estreñimiento crónico.

Como las verduras, para aprovechar todos sus nutrientes, precisan de poco tiempo de cocción y hay que tener en cuenta que las vitaminas y los minerales pasan al caldo de cocción durante su ebullición, mientras que la fibra queda en la parte sólida de la seta.

Y cómo no, sólo hay que recoger aquellas setas que se conocen y se sabe con seguridad que son comestibles. El resto, hay que dejarlo en el bosque para mantener el ecosistema y preservar el medioambiente. ¡Buen paseo y buen provecho!