De investigadores a emprendedores: el caso de MOWOOT

La CSO de usMIMA, Immaculada Herrero, ha sido invitada recientemente a participar en foros que acercan el mundo empresarial al mundo académico y de la investigación científica para hablar del caso MOWOOT.

El 29 de junio se celebró el II Encuentro TEI BIO Barcelona. Estos encuentros son una iniciativa de la Asociación Española de Emprendedores Científicos con la colaboración del Instituto Empresarial de Biotecnología, la Associació de Biotecnòlegs de Catalunya y BioSeed Capital, que surgen con el propósito de crear una comunidad activa para fortalecer la transferencia, el emprendimiento y la Inversión en el sector de la biomedicina y la biotecnología.

Además del testimonio de Luis Ruiz-Ávila, doctor en biología molecular y socio fundador de Spherium Biomed, una incubadora de proyectos biomédicos originados en entornos académicos, en el encuentro se presentaron cinco proyectos entre los que se encontraba el de usMIMA: el dispositivo wearable anti estreñimiento MOWOOT, presentado por la CSO de usMIMA.

Asimismo, Imma Herrero participó en las XXIII Jornades de Biologia Molecular de la Societat Catalana de Biologia, celebradas el 14 de junio en el Institut d’Estudis Catalans. La CSO de usMIMA animó a dar el salto al emprendimiento al centenar de investigadores asistente a la jornada.

“Formaos, dejaos aconsejar y, sobre todo, poneros a trabajar sobre vuestra idea de negocio. Todo lo que os hace falta para conseguirlo es una sola cosa: querer conseguirlo”, concluyó su intervención Immaculada Herrero, que había iniciado explicando cómo pasó en poco más de un año de ser una investigadora consolidada del SNS, a cofundar la startup usMIMA y desarrollar junto a sus socios el dispositivo médico MOWOOT, la solución no farmacológica, no invasiva y sin efectos adversos al estreñimiento.

Según ella, investigadores y emprendedores comparten virtudes como la curiosidad y la proactividad. El proceso de emprendimiento requiere, no obstante, atenuar el rigor del método científico por la necesidad de tomar decisiones más rápidamente y asumir las consecuencias de los errores cometidos para enmendarlos en fases posteriores.

MOWOOT, el dispositivo médico que ha desarrollado usMIMA, es fruto de la disciplina adquirida durante décadas de dedicación a la investigación del equipo de usMIMA combinada con la aplicación de la metodología para la generación de negocio del programa dHEALT de Moebio, inspirado por Stanford Biodesign.

Tal como explicó Herrero, el programa incluye una inmersión clínica. Los socios de usMIMA detectaron en el Institut Guttmann, centro especializado en lesiones medulares, más de 600 necesidades no resueltas de pacientes y personal. Después de un proceso de cribado, en el que valoraron parámetros de mercado (número de afectados, competidores existentes y volumen de negocio) y validaron todas las hipótesis haciendo entrevistas a todos los afectados (profesionales, familiares y pacientes), decidieron que el estreñimiento crónico era la necesidad de los pacientes del Institut Guttmann que iban a tratar de resolver.

Poner al paciente en el centro del modelo de negocio

“¿Os habéis preguntado alguna vez cómo va un lesionado medular al lavabo?”, planteó Herrero a los investigadores. “A pesar de que es fácil ver que sus piernas no funcionan, poca gente sabe que su intestino tampoco. Tienen estreñimiento crónico. Muchos se pasan dos horas cada día para defecar, incluso usando los dedos, y si no lo consiguen ya no salen de casa en todo el día. Porque nadie quiere tener un accidente fecal en público”.

Como pudo comprobar el equipo de usMIMA durante la inmersión clínica, el estreñimiento es un problema que impacta gravemente en la calidad de vida de los lesionados medulares. “Lo que nos decían los pacientes en el Institut Guttmann es que a no poder andar se acostumbran la primera semana, pero a perder la dignidad no se acostumbrarán nunca”, afirmó la CSO de usMIMA.

Herrero destacó que las soluciones habituales, farmacológicas, como los laxantes, o invasivas como los enemas, no están indicadas por el uso crónico debido a los efectos secundarios que ponen en riesgo la salud de los pacientes. Además, estas soluciones suman más de 700 € anuales por un paciente crónico. “Así vimos que había una necesidad real de una solución no farmacológica, no invasiva y sin efectos adversos.”

Tras consultar las numerosas publicaciones científicas que muestran el efecto positivo que posee el masaje abdominal sobre el tránsito intestinal y comprobar la efectividad de los masajes aplicados por el personal del Institut Guttmann, el equipo de usMIMA planeó desarrollar un dispositivo médico que reprodujera el masaje colon específico.

Los biólogos e ingenieros de usMIMA se pusieron a trabajar conjuntamente sobre el proyecto e idearon un dispositivo que funciona con una matriz de actuadores mediante tecnología neumática. Después de meses de trabajo, crearon un pre-prototipo con el que obtuvieron muy buenos resultados: “La frecuencia de defecaciones se duplicó en pacientes que sufrían estreñimiento crónico de larga duración”, afirmó la CSO de usMIMA.

El producto final, MOWOOT, ya es una realidad: un dispositivo médico wearable de clase II que ya está disponible para que lo prueben los terapeutas y que se podrá adquirir online desde la web de MOWOOT a partir de septiembre.