Pilar, usuaria de MOWOOT, el cinturón de masaje abdominal para el estreñimiento crónico

Cómo mejoró MOWOOT la calidad de vida de Pilar

Pilar Ramón tiene 72 años. Sufre estreñimiento crónico, es intolerante a la lactosa y celíaca. Aunque ahora está jubilada, se ha dedicado a la enseñanza a lo largo de su vida. Durante años, reprimió cada día el deseo de ir al baño para seguir con su jornada laboral. Después de probar MOWOOT, nos ha contado su experiencia:

“Lo que más me gusta de MOWOOT es que es fácil de manipular. Desde que lo uso, ha habido cambios para mí bastante importantes.

Lo que he visto es que si dejo de usarlo 2 o 3 días, no voy bien al baño. Por eso, el fin de semana lo llevo conmigo al apartamento de la playa; lo meto en la bolsa que viene con el aparato y me lo llevo.

Ahora estoy jubilada pero he sido maestra y siempre reprimía las ganas de ir al baño si estaba en clase. He sido siempre muy disciplinada y anteponía mis obligaciones a mis propias necesidades. No quiero culpabilizarme pero entiendo que lo hice mal. Ahora debo reeducar mi cuerpo.”

El testimonio de Pilar es un ejemplo para concienciarnos de lo importante que es escuchar a nuestro cuerpo. Ella ya se aplicaba masajes abdominales de forma manual pero con MOWOOT puede recibir cada día un masaje como los que administran los terapeutas y eso la ayuda a aliviar los síntomas del estreñimiento. Pilar ha destacado, asimismo, lo fácil que es utilizar MOWOOT.

Más información sobre MOWOOT
.